Saber_huevo_fresco

¿Cómo saber si un huevo es fresco?

Manejo y conservación: ¿Cómo puedo saber si un huevo es fresco?

La prueba de la flotabilidad del huevo en agua para evaluar la frescura no es fiable.

Una forma de evaluar la frescura es comprobando la consistencia de la clara. Un huevo fresco tiene dos zonas en la clara; una más consistente y otra líquida, que se distinguen bien.

Cuando el huevo es más fresco, la clara densa es más firme y gelatinosa y pierde esa firmeza al perder frescura. Cuando es difícil distinguir las dos zonas, el huevo es menos fresco.

La altura de la yema es otro indicador de frescura. Un huevo fresco tiene una yema semiesférica sobre la clara densa, y las dos tienen una altura que destaca sobre la clara líquida.

Cuando el huevo pierde frescura, la membrana de la yema también es menos firme y la yema se achata, hasta que se aplana por completo, destacando apenas su perfil sobre la clara. Al final, la membrana es tan débil que es fácil que se rompa al cascar el huevo.

Otra forma de evaluar la frescura es la altura de la cámara de aire (la burbuja que se forma en el interior de la parte ancha del huevo entre la membrana y la cáscara). Cuanto más pequeña es esa cámara de aire, más fresco es el huevo.